Cambios, limitaciones

Lenguaje: Conjunto de sonidos articulados con que el hombre manifiesta lo que piensa o siente. – RAE”

Llevo ya, o llevamos mejor dicho, un tiempo viajando. Este tiempo se ha convertido en un viaje de aprendizaje y autodescubrimiento. Tras un tiempo los lugares dejan de ser importantes, lo importante es lo que vives en cada lugar, lo que sientes. Llevo un diario sobre las experiencias que voy viviendo durante el viaje. Resulta curioso darse cuenta como las experiencias cambian, lo que sientes es distinto, pero las palabras son las mismas. La misma palabra para expresar situaciones distintas. La misma palabra para expresar distintos estados de ánimo, distintos sentimientos. Un día te das cuenta que el significado de una una palabra, de una frase, de una idea, ha cambiado para ti. ¿Has cambiado tu? ¿Ha cambiado el significado de la expresión? A fin de cuentas te das cuenta que ha cambiado lo que sientes.

Eso nos lleva a la definición de lenguaje de la RAE, el lenguaje es el conjunto de sonidos que permite especificar lo que el hombre piensa o siente. Nuestro lenguaje está entonces subordinado a nuestro pensamiento, a nuestros sentimientos y en última instancia a nuestra experiencia, que no es otra cosa que nuestra vida.

Viajando, o no, sin embargo, me he encontrado que en ocasiones el lenguaje del que dispongo no es suficiente para expresar aquello que siento, aquello que necesito expresar. Es frustrante que en ocasiones el lenguaje se quede corto. Al reflexionar, al pararme a inspeccionar lo que siento, pese a que el lenguaje no es suficiente es inevitable terminar poniendole palabras. Se amolda entonces el pensamiento a lo que puedo expresar. ¿Significa esto que no es sólo el lenguaje lo que queda subordinado el pensamiento si no que es también el pensamiento el que queda subordinado al lenguaje? ¿Puede una persona con un lenguaje más rico tener pensamientos más complejos?

Parece que son dos conceptos altamente relacionados. Son ideas sobre las que me gustaría profundizar. Mientras, no puedo dejar de pensar, de darme cuenta, que mi lenguaje ha cambiado conforme yo he ido cambiando, conforme he necesitado nuevos significados. Tampoco puedo ignorar que en ocasiones ha sido mi pensamiento, lo que siento, lo que ha necesitado adaptarse a lo que puedo expresar.

Anuncios
Cambios, limitaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s