El arte de la conversación banal

“La felicidad sólo es completa cuando es compartida”

No recuerdo a quien le quito esta frase que tan poco en común parece tener con el título. No soy una persona muy dada a hablar y me cuesta iniciar una conversación, cosa que me aleja de toda esa gente con esa habilidad para hablar de cualquier cosa: desde el tiempo hasta su vida personal.

Viajando y más concretamente haciendo autoestop uno se da cuenta de la gran cantidad de veces que tiene la misma conversación: contar tu historia, escuchar la historia de los demás, las mismas preguntas una y otra vez… Estás rutinas se equiparan a los temas típicos cuando uno tiene una rutina más estable: el trabajo, la casa, los posible hijos/parejas…

Al final parece que todo esto entra en lo que uno podría considerar conversaciones banales, sin importancia. Lo interesante es que pasado un tiempo te empiezas a dar cuenta que son las conversaciones más habituales y que las respuestas no siempre son las mismas, las historias cambian, tus propias respuestas tienen matices dependiendo del interlocutor. Acabas por darte cuenta que saber mantener una conversación “banal” es un arte del que no todos somos capaces. Y lo más curioso es que el interés por las respuestas termina siendo genuino y real.

¿Y que tiene que ver esto con la frase que presenta el post? Este tipo de charla es el más común, el que más te acerca a un desconocido, el que te permite hacer nuevos amigos, aprender cosas nuevas de una persona, de un país o de un lugar, el que te permite entretenerte en un largo viaje en el coche de un desconocido, el que te hace reír o el que saca a relucir de tanto en tanto un buen libro, una recomendación o una buena advertencia. En resumen, las conversaciones banales terminan por convertirse en las más trascendentes y, por encima de todo, en las que nos permiten compartir nuestras vivencias, y por tanto nuestras penas o alegrías con los demás, desconocidos o no.

Anuncios
El arte de la conversación banal

Un comentario en “El arte de la conversación banal

  1. luis ezquerra dijo:

    Buen analisis, en muchas ocasiones es la forma de hablar de los que no se conocen, otras…. Creo que a veces hay que hacer un esfuerzo para crear conversaciones, siempre te obliga a darte a conocer y estar dispuesto a conocer a los demás.

    Me gusta

Responder a luis ezquerra Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s