Sobre la generosidad

“El hombre es a veces más generoso cuando tiene poco dinero que cuando tiene mucho, quizá por temor a descubrir su escasa fortuna – Benjamin Franklin”

Creo apropiado empezar con esta cita de Benjamin Franklin porque nos viene a decir que aquel que ayuda a los demás, entendiendo la generosidad más allá del dinero, tiene mayor fortuna que el que no lo hace. Quizás debido a unos valores, quizás porque la gratitud siempre vuelve de una u otra forma. Aún en forma de gratitud hacia uno mismo. Sin embargo, pensando en la generosidad aparece una curiosa pregunta. ¿Es generoso el rico que dona un millón de dólares? ¿Es generoso el poderoso que crea una institución para cuidar de los desfavorecidos?

Estando en Myanmar (antigua Birmania), participé en el Alms Round, la colecta que realizan los monjes budistas para pedir comida y otros bienes. Estaba en un centro de meditación que cuidaba a más de 2000 personas mayores, sin hogar o con diversas enfermedades y que subsistía únicamente de la generosidad de la gente. ¿Es menos generoso el que da una manzana porque no tiene más que el que da tres sacos de arroz, teniendo 100 en casa?

Según la RAE, una de las acepciones de generosidad es: “Valor y esfuerzo en las empresas arduas”. Es aquí donde realmente quería llegar. ¿Es generosidad la donación de un millón de dolares de parte del que tiene tantos millones que es incapaz de contarlos? Seguramente podemos decir que la donación es por una buena causa. Pero, el que tiene en sus manos hacer mucho más y no lo hace, ¿está siendo generoso? O simplemente lo es aquel que en un momento dado ofrece todo lo que tiene a otro sin esperar nada a cambio.

Si definimos la generosidad en estos términos, parece imposible la generosidad continua y mucho más definir a un individuo como generoso. Sin embargo, desprendernos de aquello que no nos es útil, dejar caer las migas para aquellos que las necesitan, tampoco creo que pueda entenderse como generosidad. Y no quiero con ello menospreciar estos actos, que no dejan de ser bondadosos. ¿Es adecuado irse a tales extremos para tratar de entender la generosidad?

Anuncios
Sobre la generosidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s